Una historia compartida

La historia de estas dos empresas familiares agropecuarias tuvo su comienzo muchos años atrás cuando dos grandes mentes vallecaucanas se unieron en una amistad que dio fruto a ideas innovadoras que cambiaron el panorama para los ganaderos y agricultores del Valle del Cauca. Alrededor del año 1925, Ciro Molina Garcés, filósofo caleño; y Carlos Durán Castro, ingeniero agrónomo bugueño, participaron juntos en la Exposición Ganadera, Agrícola e Industrial de Cali, el primero de muchos proyectos orientados a favorecer el progreso de la región con sus aportes científicos que contribuyeron al desarrollo agropecuario del Valle del Cauca. Lo más importante, aquello que logró la verdadera unión de estos dos proyectos y que hoy en día siguen vigentes luego de varias generaciones, es la misión y filosofía compartida de velar por una relación del ser humano en armonía con la naturaleza.

 

Reserva Natural El Hatico

Hacienda Lucerna