NUESTRA HISTORIA

Lo que somos hoy es el resultado del trabajo duro y consciente de todas las personas que han participado de este proyecto. A continuación podrás conocer cómo ha sido la evolución de la Hacienda Lucerna y la Reserva Natural El Hatico. 

Carlos Durán Castro fue quien compró la Hacienda Lucerna y se dedicó al desarrollo agropecuario de esta finca. Para la evolución de esta historia hubo dos personajes importantes que contribuyeron al desarrollo de este proyecto. 

 

“Ciro Molina Garcés y Carlos Durán Castro son dos vallecaucanos de especial importancia en el desarrollo empresarial agropecuario de la región y la nación, no solo por la gestión acertada y moderna de sus haciendas El Hatico, El Trejito y Lucerna, sino por sus aportes técnicos y científicos en la transformación de la economía agraria del Valle del Cauca durante buena parte del siglo XX. Hijos de familias tradicionales bugueñas y caleñas – con estrechos vínculos de parentesco-, construyeron una amistad en su juventud que después, en su vida profesional, dio los mejores frutos en el área de los conocimientos y la gestión administrativa, tanto pública como privada”.

-Eduardo Medía Prado (Universidad del Valle) en:

"Ciro Molina Garcés y Carlos Durán Castro: gestores y científicos

en el desarrollo agropecuario del Valle del Cauca". 

1891

Ciro Molina Garcés

Nace en Cali el 16 de diciembre. 

Carlos_Durán_Castro.png
Ciro_Molina_Garcés.jpg

1897

Carlos Durán Castro

Nace en Buga el 28 de diciembre.

1919

Ciro Molina Garcés

Fue nombrado cónsul de Colombia hasta 1920. Abandonó los estudios filosóficos y se dedicó a la agropecuaria.

1924

Íconos-03.png

Matrimonio

Ciro Molina se casa con María Rogelia Mejía.

1925

Exposición Ganadera, Agrícola e Industrial

Ciro Molina y Carlos Durán hicieron su primera actividad en conjunto: la Exposición Ganadera, Agrícola e Industrial de Cali. Carlos participó como expositor de cultivos de algodón, alfalfa y maíz. Ciro y su hermano, Carlos Hernando, expusieron equinos, vacunos y una mantequilla realizada en El Hatico llamada La Mariposa. Esto fue el comienzo de varios proyectos enfocados en: el desarrollo agropecuario.

1925

“El porvenir del Valle del Cauca está en la agricultura, especialmente en el cultivo de aquellas plantas que produzcan frutos exportables, como medio de crear riquezas, ensanchar el comercio, desarrollar las industrias e intensificar el trabajo en provecho del bienestar económico y social de sus habitantes”.

 

-Carlos Durán Castro. 

Publicación

•“Es conocida la labor realizada por el joven agrónomo en el sentido de implantar los modernos métodos de cultivo y ninguno está tan capacitado como él para apreciar la gravedad de los problemas que confronta el agricultor en el Valle del Cauca. Sus esfuerzos se han visto coronados por el éxito en el cultivo del arroz y su ensayo sobre el algodón es suficiente para hacernos palpar las ventajas de su explotación”. Ciro Molina Garcés

 

•“El eje del porvenir económico del Departamento del Valle girará sobre la industrias agrícola y pecuaria, sillares básicos de nuestra riqueza pública y por eso han merecido atención preferente (...) las industrias fabriles contribuyen poderosamente al bienestar de nuestro pueblo, pero el porvenir de este dependerá preferentemente de la científica explotación de las industrias extractivas”. Carlos Durán Castro

En octubre de este año fue nombrado como primer secretario de Industrias del Departamento del Valle del Cauca.

Cultivos_de_algodón.jpg

1926

}

En julio Carlos Durán Castro publica en La Labor el artículo “El algodón como producto de exportación para el Valle del Cauca”.

Ciro Molina

{

1925

Exposición Ganadera, Agrícola e Industrial

•Creación de la Secretaría de Industrias y la Granja de Algodoneros en el Valle del Cauca.

 

•Surgieron empresas que demandaban una producción agropecuaria moderna, tal como los ingenios azucareros, industrias textiles, cultivo de algodón, trilladoras de café, fábricas de bebidas y de cigarrillos.

 

•Hacía falta una nueva visión, personas visionarias y científicas que mejoraran las condiciones de la producción agropecuaria en la región con el propósito de un aprovechamiento de la tierra para tener mayor y mejor calidad en los productos y así tener un desarrollo industrial de base agrícola.

•La Secretaría de Industrias impulsó mediante sus programas el desarrollo moderno de la agricultura en la región. En esa época se fundó la Imprenta Departamental que, además de ofrecer los servicios a otras dependencias oficiales, contribuyó eficazmente en la divulgación de las investigaciones realizadas por la Estación Agrícola Experimental de Palmira y sirvió para que la propaganda de la Secretaría llegara a más personas. A manera de ejemplo, mencionamos estos dos títulos: “Cuestiones económico-agrícolas”, y “ABC del Campesino. Cartilla para los campesinos del Valle del Cauca” por Carlos Durán Castro.

1929

Misión Chardon

Tuvo sus comienzos la Misión Chardon teniendo como centro de operaciones la fundada Estación Experimental Agrícola de Palmira, bajo la dirección de Carlos Durán. Se considera el paso técnico-científico fundamental para la transformación moderna de la agricultura vallecaucana. Este consistió en hacer una serie de investigaciones unidas a una serie de recomendaciones como base para un plan general para un “Reconocimiento Agro-Pecuario del Valle del Cauca”.

1930

Avances en el campo

•Se dio un proceso de desarrollo capitalista gracias a la expansión exportadora, financiamiento externo, dineros por indemnización de Panamá, creación del Banco de la República, crecimiento industrial y actividad comercial.

•Innovaciones en el campo: introducción de pastos, semillas, maquinaria e importación de ganado para cruces.

1931

Matrimonio

Estación_agrícola_de_Palmira.png

•El 15 de abril se casó con Lola Castro Becerra.

 

 

•Carlos Durán renunció a la dirección de la Estación Agrícola de Palmira para asumir la jefatura del Departamento del Agricultura y Ganadería. Esta dependencia hacía parte del Ministerio de Industrias y años después adquirió plena autonomía como Ministerio de Agricultura. Convertido en la primera autoridad nacional en lo concerniente al ramo agropecuario, debió instalarse con su esposa en la capital de la República.

•Carlos Durán asumió el más alto cargo en el campo de lo agropecuario a la corta edad de 34 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta trajo consigo una crisis en la agricultura y debido a esto Durán implementó el Plan Nacional de Difusión Agrícola, en la que involucró a la nación, los departamentos y los municipios en relación con agricultores y ganaderos.

 

 

Dirigió la Revista de Agricultura que convirtió en el Boletín de Agricultura y mejoró su difusión y manejo. Adicionó secciones importantes. “En su concepto, se debía iniciar en Colombia un proceso de seguridad alimentaria con base en los productos agropecuarios más relevantes y con ventajas comparativas, teniendo en cuenta el medio ambiente y el mejoramiento de las condiciones económicas de los campesinos colombianos.

•Durán Castro dictó la conferencia inaugural del programa para fomentar el agro en que disertó sobre la necesidad de aumentar la producción agrícola.

“No obstante, supo trazar una planeación acorde con las exigencias y redefinir el rumbo de las políticas agropecuarias que se habían debilitado con la supresión del Ministerio de Agricultura en 1924 y la posterior Ley de Emergencia”.
Boletín_de_Agricultura.jpg

1933

Regreso al Valle del Cauca

Se retiró de la jefatura del Departamento de Agricultura y Ganadería. Regresó con su familia al Valle del Cauca para ocuparse en sus labores profesionales.

Vaca_Hartón_del_Valle.jpg

1936

Compra Hacienda Lucerna

Carlos Durán compra la primera parte de la hacienda Lucerna en Bugalagrande luego de que su padre Justiniano Durán Domínguez le regalara cuatro vacas y un ternero de la raza criolla Hartón del Valle.

”El mayor aporte de Durán Castro en cuanto a la ganadería lo constituyó, sin duda, la creación de la raza Lucerna con doble propósito –carne y leche-, adaptada a las condiciones ambientales del trópico.”

 

“A principios de 1937 procedí a formar una base o pie de cría comprando terneras, novillas y vacas criollas o con algún mestizaje de Holstein o Shorthorn, escogiéndolas en los hatos por su producción en leche y por su conformación. Con esa base de vacas en la hacienda Lucerna se formaron grupos más o menos homogéneos a los que se destinaron toros no puros pero con alto mestizaje Holstein y algo de Shorthorn (...) En 1951, teniendo el proyecto descrito ya bastante adelantado importé de los Estados Unidos dos toretes puros de raza Shorthorn lechera de color rojo con los que hice apareamientos con grupos escogidos de las vacas media sangre Holstein-Criollo (...)

A partir de 1956 se acentuó una de las tareas más importantes y decisivas para la exaltación y fijación de las características fenotípicas y genotípicas de la raza, como fue la búsqueda dentro de una descendencia tan variada en productividad de leche, precocidad, conformación, tamaño, color, rusticidad, etc., de los ejemplares machos que hubieran de servir como sementales para llevar el hato entero hasta el arquetipo previsto (...)

Compendiando las características de la raza aún en proceso de formación (1970) denominada “Lucerna” por el nombre de la hacienda que le dio origen, podemos decir que se trata de un híbrido triple obtenido por la concurrencia en proporciones aproximadamente iguales de las razas Criolla, Holstein Friesian y Shorthorn lechera, que corresponde aproximadamente al tipo de doble aptitud o doble utilidad”.

“La escuela vocacional agrícola, por ejemplo, nos la describe así Durán Castro: “La escuela vocacional, con un sentido muy práctico, no pretende formar profesionales agrícolas, ni siquiera expertos que abarquen un campo muy amplio, sino que prepara al niño para ser un agricultor adelantado en su localidad, y así los programas, fuera de las nociones generales fundamentales, se basan principalmente en los cultivos y la industrial animal propios de la región o en los que puedan introducirse a ella con ventaja económica. Al terminar su curso vocacional, el niño no queda abandonado sino que sigue ligado a la escuela, la cual le ayuda a obtener de las varias instituciones de fomento agrícola, el terreno para establecerse, el equipo, los animales, el dinero indispensable, la vivienda, etc., todo esto para pagarlo en términos de amortización lenta y bajo interés, y la asistencia técnica para hacer sus programas animales de trabajo, llevar sus cuentas, obtener los insecticidas, fungicidas y demás remedios, y desde luego, queda enrolado en el sistema cooperativo fundado en la escuela y que le suministra el resto de ayuda necesaria para obtener el éxito”.

1930-42

Artículos

Escribe varios artículos sobre árboles y arbustos forrajeros, dos de ellos acerca del majestuoso samán.

1942

Fomentando proyectos

Bajo el mandato del Presidente López Pumarejo, este ofreció la gobernación del Valle al político Mariano Ramos, con la condición única e inmodificable de que su secretario de Agricultura y Fomento fuera Ciro Molina Garcés. Estuvo 5 años en este puesto.

 

Como Secretario de Agricultura y Fomento dedicó buena parte de su trabajo al fomento de las construcciones de hidroeléctricas en la región, por ejemplo la construcción de la CVC y la represa de La Salvajina.

Represa Salvajina.jpg

A principios de los años 40 y 50 Durán Castro fundó con algunos amigos en Bogotá la Comercializadora de Productos Agrícolas COLINAGRO, luego en Palmira creó con otros amigos la empresa DICOVALLE para ampliar el mercado al Valle del Cauca. Luego creó con el agrónomo Antonio Miranda una sociedad de producción agrícola, especialmente para el cultivo del arroz en la Finca Chucundá, en Tocaima (Cundinamarca).

Colinagro.png

1944

Ciro Molina

Fue invitado a Estados Unidos por su gobierno para ampliar sus conocimiento agrícolas y pecuarios y concretar apoyo para algunos proyectos.

1946

Ciro Molina

Ciro Molina apoyó la instalación de la multinacional Nestlé siendo curul en el Concejo Municipal de Bugalagrande.

Fue nombrado por la Secretaría de Agricultura como asesor técnico en irrigación, desecación, electrificación, agricultura, ganadería y defensa forestal. Luchó por dos objetivos: la regulación del caudal del río Cauca y la Facultad de Agronomía.

Facultad_de_agronomía_de_Palmira.jpg

1953

Muere Ciro Molina Garcés

El 24 de septiembre de este año murió Ciro Molina Garcés, luego de una diabetes complicada por sus problemas cardiacos.

Tras la muerte de su amigo, Carlos continuó sus investigaciones en ganadería y tuvo varias ideas como la fundación de una fábrica de grasa y aceites en Buga Grasas s.a.

 

La Asociación de Ingenieros Agrónomos de Colombia, le otorgó en 1953 la Medalla al Mérito Agronómico.

“Dejó a los vallecaucanos los proyectos y el ejemplo de su labor en pro del desarrollo de la región que contemplaba como principios la integralidad y la defensa de la naturaleza, proveedora de vida”.

Víctor Manuel Patiño escribió: “Singular destino el de este vallecaucano meritorio: dotado de bienes de fortuna que le permitían llevar la vida muelle y descuidada de la mayoría de los hacendados vallecaucanos; educado como humanista en las disciplinas clásicas que pudo pasar su existencia en lucubraciones metafísicas o dedicarse a un academicismo verbal, aprovechando sus dotes de conversador, prefirió sumergirse en los problemas del agro vallecaucano, para buscarles solución científica y perdurable”.

1954

Fundación CVC

Se fundó la CVC, que mediante un plan integral buscaba el desarrollo del valle geográfico del río Cauca a partir de cinco elementos básicos: generación de energía, sistema de irrigación y control de inundaciones, aprovechamiento racional del uso de la tierra, conservación de los recursos naturales y mejoramiento de las condiciones sociales y económicas de los habitantes. Se cumplió con las propuestas visionarias que Ciro Molina había trazado desde 1926.

CVC.jpg

1958-64

Cultivos de soya

Soya.jpg

Carlos Durán Castro introdujo la soya al Valle del Cauca y promovió su cultivo. Comenzando la década de los 50 no había producción de aceite en el Valle del Cauca y él convenció y lideró a un grupo de amigos para que invirtieran y crearan la fábrica Grasas S.A. El cultivo de soya se intensificó y pasó de una producción anual de 5000 toneladas en 1958 a 50000 toneladas en 1964. Con esto la industria avícola del Valle del Cauca se desarrolló y registró caso un 40% de la producción nacional.

 

Principios de los 60: Se fundó Agrosoya para fomentar el cultivo de la soya, así creció la cantidad de soya que podía procesarse en Grasas S.A.

 

Carlos Durán Castro se interesaba por la observación del desarrollo de las semillas y descubrió variedades productivas que eran dignas de comercializar, así creó la variedad Lucerna de soya y arroz.  

1963

Hacienda Lucerna Ltda.

•La Gobernación del Departamento del Valle del Cauca, le hizo entrega a Durán Castro en 1963 la Medalla al Mérito Profesional.

•Ordenado como era en sus asuntos públicos y privados, Carlos Durán Castro decidió organizar jurídica y estatutariamente la empresa familiar bajo la razón social de Hacienda Lucerna Ltda. Cumplía así, con uno de sus grandes anhelos: poseer una propiedad rural dedicada a la producción agropecuaria mediante la aplicación de métodos modernos y la innovación permanente en cultivos y ganados: unida a la condición de ser un patrimonio de toda la familia para abrir espacios de trabajo y el sustento económico a sus miembros. Fue parte de su proyecto de vida, en el que comprometió amor y esfuerzo. La empresa se constituyó en 1963 con 15 socios: sus trece hijos y la pareja matrimonial. Contaba con 66 años pero parecía de menos edad de acuerdo con la capacidad de trabajo y sus proyecciones, siempre apoyadas en su espíritu visionario que conservó hasta el final de su vida. Estaba enterado de los procesos económicos, sociales, políticos y científicos en tal profundidad que sus prospectivas fueron muy acertadas. Llegó incluso a sugerir estrategias a tener en cuenta para el desarrollo empresarial y social en el siglo XXI. Su capacidad de visualizar las condiciones y factores que definieran el futuro fue una de sus grandes virtudes.

“En Lucerna, Carlos Durán Castro programaba sus actividades de tal manera que diera cabida a la colaboración de sus hijos. Además, así podía enseñarles sobre el conocimiento de la naturaleza e irlos introduciendo en las cuestiones del campo. Salir de vaquería no solo significaba montar a caballo y acompañar a su padre; era toda una clase, a partir de la experiencia directa con lo que se quiere conocer: las plantas y los animales. Apoyado en su saber práctico, desplegaba toda su capacidad pedagógica ante sus hijos. Ellos conocieron el campo, guiados por la inteligencia del padre. Era exigente consigo mismo, justo en sus apreciaciones y estricto con el cumplimiento de las labores asignadas a cada uno. Llevó a la práctica propuestas pedagógicas como las de “aprender haciendo” o “del error surge la solución”. Aspectos de la vida cotidiana como el paso del caballo por una puerta o por un broche, eran observados por Durán Castro, quien esperaba con paciencia a que el inexperto jinete lograra su cometido”.

 

“Cuando alguno de sus hijos acudía a él buscando una recomendación frente a un problema que lo tuviera “preocupado”, contestaba enseguida: No te preocupes, ocúpate. La solución está en la acción, fue uno de sus principios prácticos que ejerció en su cotidianidad de hombre de campo. Criticaba la exageración, la pereza, el trabajo “hecho a medias”. Era estricto y riguroso en sus investigaciones, para las cuales buscaba la participación de su familia”.

Medalla_al_Mérito_Agrícola.jpg

1970

Mérito Agrícola

La República de Colombia, siendo Ministro de Agricultura el Doctor Armando Samper Gnecco, le otorgó la Medalla al Mérito Agrícola en la Orden de Comendador.

1972

Fábrica de Helados

“Poco a poco fue cediendo el manejo de las empresas a sus hijos, pero en la última etapa de su vida empresarial, Durán Castro logró consolidar su proyecto industrial con Grasas S.A. y Helados Lucerna, llevando a la práctica su concepción del desarrollo económico basado en la producción agropecuaria que desde sus primeros artículos en revistas especializadas defendió con ahínco”.

Cremas Lucerna.gif
El_sol_ecuatorial_en_el_futuro_de_la_gan

Durán Castro decidió organizar estatutariamente la empresa familiar bajo la razón social de Hacienda Lucerna Ltda. La producción de leche aumentó y montaron en 1972 una fábrica de helados y leche pasteurizada. La materia prima era suministrada por el ganado de la hacienda, logrando cerrar el circuito productivo e incrementando el valor agregado.

La Federación Nacional de Ganaderos, FEDEGAN, lo condecoró con la Medalla al Mérito Ganadero en 1972.

1974

"El Sol Ecuatorial en el Futuro de la Ganadería"

Escribió el libro “El sol ecuatorial en el futuro de la ganadería” con prólogo de Mariano Ospina Pérez.

 

El Comité de Ganaderos del Centro del Valle, por Resolución No. 01 del 19 de julio de 1974, le impuso la Medalla al Mérito Ganadero.

”Durán Castro incursionó en negocios del campo agrícola e industrial con una perspectiva a largo plazo; poco motivado por la especulación de rápida ganancia, prefirió invertir en empresas después de estudiar metódicamente sus posibilidades y asegurar su rentabilidad con el trabajo disciplinado y de aplicación científica. Supo adaptar las innovaciones tecnológicas al medio vallecaucano apoyándose en sus conocimientos y sus relaciones con profesionales extranjeros y nacionales. Por su parte, Ciro Molina no fue un gran empresario individual; según la tradición oral de su familia, no era muy ágil en cuando a los negocios particulares y dejaba en manos de su hermano Carlos Hernando todo lo relacionado con la empresa familiar centrada en la producción de las haciendas El Trejito y El Hatico. Pero nunca dejó de lado su preocupación por el porvenir económico del campo, y el estudio permanente de la ciencia y la tecnología agropecuaria fueron su gran sustento para incidir con sus observaciones visionarias en el desarrollo regional. En síntesis, Durán fue un empresario innovador, cauto pero seguro de sus acciones; mientras que Molina era el visionario y gestor de los grandes proyectos para la modernización de la agricultura en el Valle del Cauca y, por su efecto, en Colombia”.

1977

Medalla Ciudades Confederadas

La Gobernación del Departamento del Valle del Cauca, le hizo entrega de la Medalla Ciudades Confederadas del Valle del Cauca, según Decreto 1152 de julio de 12 de 1977.

1981

Premio Federal a la Investigación Agropecuaria

En 1981 se hizo acreedor a nivel nacional al Premio Federal a la Investigación Agropecuaria, título que otorga la Fundación para la Educación Superior, FES.

1983

Medalla al Mérito Cívico

En 1983 El Concejo Municipal de Bugalagrande, le confirió la Medalla al Mérito Cívico y descubre en el Salón del Concejo un retrato al óleo de él.

1993

Muere Carlos Durán Castro

”El 30 de julio de 1993, a la edad de 96 años, falleció en la ciudad de Cali Carlos Durán Castro, científico y pionero del desarrollo agropecuario e industrial del Valle del Cauca. Su gestión pública y privada constituyen un modelo singular de administración aplicado a lo largo del siglo XX en la región y la nación. Como fruto de sus esfuerzos quedan los diversos artículos y libros redactados en su prolongada existencia y los resultados de sus experimentaciones en semillas y ganado Lucerna”.

 

”Ciro Molina Garcés y Carlos Durán Castro coadyuvaron con sus actividades a la transformación moderna del Valle y de la nación, aportando su espíritu científico y empresarial en la construcción de un modelo social que abría las posibilidades a la integralidad y el desarrollo sostenible, conceptos contemporáneos que ellos ya vislumbraban en sus escritos de hace 50 años. En las haciendas Lucerna y El Hatico, ahora en manos de sus hijos, sobrinos y nietos, se continúa la labor en beneficio de propuestas alternativas que apunten a la validación de los principios establecidos por estos verdaderos empresarios y visionarios del desarrollo regional”.